Cómo preparar tu primer viaje a Tailandia

Planear un viaje a Tailandia puede parecer complicado, pero no lo es. En absoluto

Si lo tuyo es ir a una agencia de viajes e ir en viaje organizado, incluyendo los traslados y sin preocuparte de nada, no sigas leyendo: ve a una agencia de viajes y contrata tu pack. Sin embargo si quieres diseñar tu viaje a tu medida, esta información te vendrá bien.

1. La compra del vuelo:

Es evidente, cuanto antes ¡mejor! El aeropuerto de Bangkok se llama Suvarnabhumi y se pronuncia algo así como "Suwanapum". Es uno de los destinos más baratos para llegar a Asia desde Europa. Bangkok tiene otro aeropuerto, el Don Mueang, pero sólo lo utilizaréis para volar entre Asia y/u Oceanía.

Cómo buscar el vuelo? Sin duda alguna para mí el mejor buscador es Skyscanner. En esta página tenéis la opción de búsqueda en las fechas en cualquier momento del año. Os saldrán todas las combinaciones posibles, algunas de más horas que otras, esto ya dependerá del tiempo que dispongáis. 

2. La duración de la estancia:

En Tailandia es mejor no ir por 10 días* como ofrecen muchas agencias de viajes, repartidos entre Bangkok y un destino de playa. Quizás sea suficiente para hacer una idea del país pero lo único que conseguiréis es querer repetir y tener que invertir otra vez en el vuelo cuando tengáis más tiempo. Es un país muy grande con distancias también muy grandes, si tenéis tiempo será muy fácil de recorrer. Es decir, cuanto más, mejor. Pero como mínimo tres semanas!

*Sí, la primera vez que fui a Tailandia, fue sólo por 10 días: mereció la pena, y ya he repetido tres veces (por más tiempo las siguientes). Aprender de los errores es importante.

3. El seguro de viaje:

Otra cosa, muy importante y que poca gente sabe: si compráis el vuelo con una Visa, esta tiene asociado un seguro de viajes* de Race, que se hace cargo de lo que necesitéis, incluso si no podéis continuar vuestro viaje por problemas de salud pueden costear el vuelo de regreso anticipado. Por desgracia esto nos pasó en nuestro último viaje y conocimos otra parte de Asia: sus hospitales. No tengáis miedo, tienen muy buena atención.

*Todas las veces que fui a Tailandia llevé un seguro de viajes que cuando me hizo falta utilizar, o no me respondió como necesitaba o incluso me exigía el pago de una franquicia por servicio (excepto el asociado a la visa). Aprender de los errores es importante!!

4. El pasaporte:

Simplemente necesitáis un pasaporte con 6 meses de validez desde la fecha de entrada, y obtendréis un permiso de un máximo de 60 días al llegar en avión, sin necesidad de pedir el visado.

Si en vuestra ruta asiática tenéis pensado ir a Laos, Camboya o Malaysia, tenéis que tener en cuenta que si volvéis a entrar en Tailandia por tierra, sólo tendréis 15 días de permiso. Sin embargo, por avión obtendréis otros 30 días.

5. La guía de viaje:

Tengo que recomendar la Lonely Planet porque me parece la mejor guía que existe, por mucha polémica que haya generado, siempre encontraréis información útil para hacer vuestro viaje a medida.

Guia-Viajes-Tailandia-Lonely-Planet
La Biblia
También podéis encontrar mucha información en la web de Travelfish pero en este caso, en inglés y de forma menos ordenada, sin mapas y sin ser de bolsillo.

6. Las vacunas:

Esto trae de cabeza a mucha gente. Lo más sabio es recomendar que vayáis a Sanidad Exterior y ahí os recomendarán qué vacunas poner en base a datos actualizados. Debéis tener en cuenta que todo dependerá de qué profesional os toque. Yo he estado yendo a Tailandia una vez al año y me tocaron tres profesionales distintos. La primera vez me vacunaron de la Hepatitis A, la segunda vez del cólera y de la fiebre tifoidea, y la tercera vez, de nada. Hoy en día en Sanidad Exterior cobran por estas vacunas y el riesgo de contraer estas enfermedades, al menos este año, no era significativo

Lo que sí es importante es llevar repelente para los mosquitos, son los que contagian la malaria y el dengue. Sin embargo, tengo entendido que el riesgo de malaria está principalmente en las zonas fronterizas. 

Sin embargo ninguna de las vacunas es obligatoria. Puedes ir sin ninguna y que no te pase nada durante meses. Tú eliges. Si volviese a empezar, ¡no me pondría ninguna!

7. El botiquín de viaje:

Puede parecer que hay que llevar de todo, pero no hace falta, allí hay tiendas y farmacias, por lo general no vais a estar perdidos en la selva. Si eres diabético, o si necesitas medicación específica, llévatela. Pero no hace falta que te lleves paracetamol, agua oxigenada, betadine, gasas, tiritas, pomadas... en caso necesario, cómpratelas allí, incluso te saldrán más baratas. Incluso el repelente. Y si no lo llegas a necesitar, te ahorrarás mucho espacio y peso en tu mochila. Y ojalá no te haga falta, por supuesto.

8. La mochila:

Si vas a hacer un viaje corto, puede que te apañes con el trolley de ruedas. Sin embargo lo más práctico es venir con la mochila. Piensa que hay sitios a los que llegarás en long-tail boat (barco de popa larga) y bajarás directamente en la orilla de la playa. Obviamente depende del plan en el que vayas, pero para patear, lo más cómodo es sin duda la mochila. No muy llena, por favor, te vas a hartar de comprar en Tailandia. 

Mi mochila habitual:
- El neceser con productos de higiene personal (tampoco mucha cosa, en los hoteles te suelen poner)
- Ropa fresca: camisetas sin mangas (los chicos también deben acostumbrarse a llevar estas camisetas), faldas, shorts.
- Ropa de baño y un pareo para la playa en lugar de toalla (pesa y ocupa menos e incluso puedes usarlo de vestido).
- Ropa para entrar en los templos: hay que cubrirse hombros y rodillas y aunque en muchos sitios te alquilan prendas, en otros no. Yo llevaba una falda larga, unos pantalones cagados de punto fino y una camisa vaquera de verano. Son cosas que no dan mucho calor pero que te arropan en los viajes en bus o en avión. En Tailandia ponen el aire acondicionado a temperaturas bajísimas!
- El snorquel. Puedes alquilarlo, pero si tienes pensado pasar muchos días en la playa, para mí se vuelve imprescindible. También lo podéis comprar allí.

Mochilas-de-mochileros
Nuestras mochilas de mochileros

9. El dinero:

Tailandia es muy barato y con poco dinero harás muchas más cosas que en cualquier otra parte. Yo suelo llevar una pequeña parte en metálico para cambiar por baths, la moneda nacional, en el aeropuerto para coger el taxi, bus o tren al centro. El resto en tarjeta de crédito. En Tailandia hay cajeros automáticos (ATM) por todas partes, puedes sacar dinero con una comisión aceptable. Yo sacaba bastante dinero de cada vez porque es un sitio muy seguro en el que tienes poco riesgo de que te roben. Pero esa ya es vuestra elección.

Lo que sí recomiendo encarecidamente es que no cambiéis vuestros Euros por Baths en España porque os cobrarán una gran comisión nuestros "queridos" bancos nacionales. 

10. El itinerario:

Más o menos haceros una idea de qué queréis hacer. Lo más seguro es que cambiéis de planes una vez allí, pero si lleváis la idea desde casa de lo que no os queréis perder podréis hacer el viaje a vuestro propio gusto. Para eso hay que leer mucho y planear tu viaje ideal: escoged si queréis jugar con bebés tigre, ir a una granja de elefantes, bucear con tiburones ballena o con Nemo, escalar en la meca rastailandia de Railey, tirarte por una tirolina por la jungla, ver atardecer y amanecer en la playa de La Playa de Leonardo DiCaprio... Escoger sí que es lo difícil.

La duda más común surge con qué visitar en la época del monzón, ya que coincide con nuestro verano y probablemente con nuestro período de vacaciones. No debéis tenerle miedo ya que hace mucho calor igualmente y es probable que sólo sufráis algún chaparrón de noche o de madrugada, de forma que ni os enteraréis. Lo que sí debéis tener en cuenta es que en época de lluvias encontraréis mejor tiempo en general en las islas del Golfo de Tailandia (Koh Tao, Koh Samui y Koh Phanghan) en lugar de las de la costa de Andamán (Koh Phi Phi, Krabi, etc). Esto no significa que debáis dejar de visitar la costa occidental de Tailandia puesto que como os he dicho antes, los chaparrones no suelen ser constantes.

Bueno pues para empezar, parece que es mucha cosa, pero en realidad no tanta. Reservas el vuelo con la misma tarjeta visa que te vas a llevar y que te incluye el seguro de viaje. Te compras la Lonely Planet y en caso de no querer currarte tu propio itinerario, lo copias. La mochila y el botiquín puedes hacerlo en un sólo día porque total... ¡puedes comprarte todo allá! No es para tanto... ¡Soy yo que me explico demasiado!

PD: Ya sé que no os he escrito nada sobre el alojamiento... ¡Hay tanto y tan variado! Yo sólo reservo la primera noche en un hotel en Khao San y luego, una vez superado el jet lag, busco el alojamiento in situ. 

¿Te animas?

Diana M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram