Belém, Lisboa

Belém es el barrio más bonito y monumental de Lisboa. A 6 km de ésta, y accesible en el tranvía número 15, Belém se alza como visita obligada en tu visita a la capital lusa.

Las visitas obligadas en Belém son el Mosteiro dos Jerónimos, la Antiga Confeitaria de Belém, el Padrão dos Descobrimentos y la Torre de Belém. El Jardín Botánico también merece una visita.

Una de las cosas que más me sorprendió de Belém fue encontrarme un pabellón tailandés! Este pabellón, situado en el jardín Vasco da Gama, ilustra los 500 años de relaciones diplomáticas entre Tailandia y Portugal.

Belém me encantó desde el primer momento con este detalle

Mosteiro dos Jerónimos


Este monasterio está incluido en el Patrimonio Cultural de la UNESCO ya que constituye el máximo exponente del estilo arquitectónico manuelino. Es uno de los monumentos más importantes no sólo de Lisboa sino también de Portugal.

Fachada occidental del Mosteiro dos Jerónimos

Fachada del Mosteiro dos Jerónimos

Mosteiro dos Jerónimos


Horario de apertura: de 10:00 a 18:30, de martes a domingo. 
Entrada: 10€; 12€ con la entrada conjunta a la Torre de Belém.


     style="display:block"
     data-ad-client="ca-pub-9584466508220360"
     data-ad-slot="5483231337"
     data-ad-format="auto">


Pasteis de Belém 

Justo al lado del monasterio nos encontraremos la Antigua Confeitaria de Belém. En esta pastelería siguen elaborando sus famosos pasteis de nata con la misma receta desde hace dos siglos. Se sirven calentitos: una delicia para el paladar!

Normalmente encontrarás una gran cantidad de gente haciendo cola en su mostrador. Esta cola es sólo para pedir los pasteis de Belém para llevar por lo que puedes ahorrártela perfectamente entrando a la zona de las mesas, y degustarlos tranquilamente en su interior.

Tuvimos la gran suerte de apenas encontrar cola y pedimos los pasteis de Belém en el mostrador

Café y pasteis de nata: perfecta combinación!

Precios: 
Pasteis de Belém: 1 ud. = 1,05 €; 6 uds. = 6€. 
Café: 0,75 cént.

Padrao dos Descobrimentos


Este monolito tiene forma de carabela y en él se representan a los más ilustres portugueses: navegantes, cartógrafos, poetas, escritores, viajeros y reyes. También está presente una reina: Felipa de Lancaster, madre de Enrique el Navegante, descubridor que encabeza esta obra.

Lo mejor del Padrao dos Descobrimentos es subir a su mirador, desde el que se obtiene una fantástica vista panorámica de 360º sobre el río.

Enrique el Navegante encabezando a los Descubridores

Precioso mosaico frente al Padrao dos Descobrimentos

El Mosteiro dos Jerónimos desde el mirador

El puente 25 de Abril desde el Padrao dos Descobrimentos

Horario de apertura: de 10:00 a 19:00. Cierra los lunes en temporada baja. 
Entrada: 3€ (entrada infantil 2€).

Torre de Belém 


Esta torre, antigua fortaleza, es el símbolo por excelencia de la ciudad de Lisboa. Desde su ubicación partían las carabelas en la época de los Descubridores. 

La Torre de Belém

Horario de apertura: de 10:00 a 17:30 (invierno) o a 18:30 (verano), de martes a domingo. 
Entrada: 6€; 12€ con la entrada conjunta al Monasterio de los Jerónimos. Los domingos por la mañana la entrada es gratuita.

Como ves, hay mucho que ver en Belém. Mi consejo es que le dediques al menos una mañana completa a esta visita. 

Diana M.

5 comentarios:

  1. Interesante recorrido por Belem. Como has citado a Enrique el Navegante me has hecho recordar el río Congo, y los intentos de los portugueses de la época en doblar el cabo de Buena Esperanza (que entonces, por supuesto, no se llamaba así).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que has estado por allí! Qué bueno... y qué ganas de visitar África :)

      Eliminar
  2. Belem pilla lejos del centro pero merece la pena acercarse hasta allí. NOsotros cuando fuimos hacía mucho calor y allí hay poca sombra, pero aún así nos encantó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que merece la pena! Lo mejor es que se puede llegar rápidamente en tranvía, y así de paso se cumple otro de los must de la capital lusa. Un saludo!

      Eliminar
  3. Sin duda, una de las ciudades con más encanto de Europa por miles de motivos. Llevo tiempo sin visitarla y siempre pienso en regresar pues ya sabes que soy un entusiasta de Portugal. Buen repaso a sus encantos y atractivos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Instagram