9 compañeros de viaje que debes evitar

"He descubierto que no hay forma más segura de saber si amas u odias a alguien que hacer un viaje con él", dijo una vez Mark Twain. Te entiendo perfectamente, Mark. A mí también me ha pasado.

A lo largo de los años he compartido viajes con diferentes amigos y amigas... y no siempre ha sido una fantástica experiencia. Encontrar a tu perfecto partner in crime puede ser más difícil de lo que parece en principio.

Ojo: los que aparecen en esta foto no se corresponden con ninguno de los especímenes siguientes!


A continuación, algunos especímenes que ya he "sufrido":

El negativo o el tiquismiquis


Se queja porque llueve, porque hace calor, porque hay que hacer cola, porque hay bichos, se queja del alojamiento, del jet lag, del tratamiento recibido, por caminar demasiado, por esperar, de los trayectos en carretera/tren/barco/avión... Y también puede quejarse del precio de todo, convirtiéndose así en un eslabón perdido entre éste y el siguiente espécimen. Busca enemigos para poder quejarse todo el rato.


El tacaño


Se ha gastado el dinero en el vuelo y el alojamiento y una vez en destino pretende no gastar un euro más. Pasará hambre y evitará darse caprichos de cualquier tipo. Jamás añadirá vuelos o actividades extra que supongan un desembolso mayor de dinero. Prefiere perdérselo. Los cajeros automáticos son para él como la criptonita para Superman.


El aprovechado


Muy parecido al anterior, con la diferencia de que si puede hacer todo de forma subvencionada por ti, lo hará. Conseguirá sutilmente que lo inviten a todo y no lo agradece, ya que actúa como si nunca hubiera ocurrido. Es el típico que hace el ademán de sacar la cartera en slow motion para así nunca llegar a pagar. Más que enemigos, lo que tiene son víctimas.


El celoso


O en este caso, la celosa. Si tú ligas y ella no, entra en cólera. Intentará a toda costa cazar una presa lo antes posible para sentirse mejor, e incluso intentará robarte a tu ligue de vacaciones. Es un espécimen a evitar tengas pareja o no, ya que no respeta nada! Tú eres su enemigo.


El planificador


Se ha hecho un planning por días y horas, escribiendo todas las tareas meticulosamente en una tabla de excel con apartados como horarios y precios y se pone nervioso ante cualquier imprevisto que le desbarajuste sus planes. Te hará correr entre monumentos, museos, catedrales y demás. También puede ser denominado El dictador. Es el archienemigo de muchos otros especímenes.


El que se deja llevar


No ha planeado nada ni pretende hacerlo: su idea es que "todo vaya surgiendo", pero como no viaja nunca solo, finalmente son sus compañeros de viaje los que le tienen que sacar las castañas del fuego. No se informa previamente, no toma decisiones, no sabe utilizar ni el metro ni sabe hacerse entender en ningún otro idioma, ya que siempre hay alguien que lo hará por él. El planificador es al mismo tiempo, su mayor enemigo y su mejor aliado.


El adicto a las redes sociales


Su casual foto nueva en Facebook o instagram está súper calculada, así como el texto que la acompaña. Después de publicarla, consulta el número de likes constantemente y te cuenta todos los comentarios que va recibiendo en directo. Los selfies son su mayor arma. Está más pendiente de eso que de disfrutar de la experiencia. Su mayor enemigo, la ausencia de red wifi.


El fotógrafo


Puede ser el típico que se emociona sacándole fotos a algo desde todos los ángulos posibles, o en la peor de sus versiones, el que quiere que tú le saques fotos en todas partes. En este terrible caso tendrás que sacarle fotos en diferentes poses en cada localización. Y cuando crees que ya has acabado, te pedirá que repitas las fotos con el móvil para así poder compartirlas. Su mayor enemigo es la batería de todos sus gadgets.


El tardón


Siempre va retrasando todo: es la peor compañía cuando necesitas tomar medios de transporte con horarios fijados. Le cuesta mucho salir del hotel ya que siempre se entretiene con detalles. Te hará perder el tiempo y quizás, la cabeza. Es el mayor enemigo del Planificador, ya que le desbarajusta todos los planes.



X

Qué te parece? Alguna vez te ha tocado lidiar con alguno de estos especímenes? En ocasiones puede ser muy duro... Ante todo es imprescindible no perder la paciencia. Para sobrellevarlos, te recomiendo activamente que practiques yoga para dominar tus impulsos y recuerda que algún día encontrarás a tu compañero ideal de viaje. Y si no no pasa nada, ya que viajando solo se viaja mejor! :D

Por el contrario, quizás te hayas sentido parcialmente identificado con alguno de estos especímenes. Nadie es perfecto! Todos podemos sacar de quicio a nuestros compis de viaje en algún momento. Por eso, debemos hacer examen de conciencia y recordar no caer en ninguno de estos errores la próxima vez que salgamos de viaje en compañía. Cada viaje es algo que ocurre solamente una vez en la vida así que lo más importante es adaptarse, ser flexible y empatizar con nuestro compañero.


PD (para los amigos con los que he viajado): en algunos casos exagero ciertas características puntuales, en otros no me ha hecho falta. No os deis por aludidos! Os quiero a todos ;)


Gifs via Giphy

Diana

14 comentarios:

  1. Me encanta!! Me recuerda a un post que escribí hace unos días, jajaja...
    http://summerinsavannah.blogspot.co.uk/2015/03/what-kind-of-traveller-are-you.html
    El viajero quejica es el peor de todos, tengo una amiga que es así: se queja cuando hace frío, cuando hace calor, cuando hay que madrugar, cuando hay que trasnochar... En fin...
    Respecto a los demás, creo que soy un poco la planificadora, aunque por supuesto siempre hay que dejarse llevar por lo que te encuentras por el camino, a veces lo mejor no está en las guías!
    Muy buen post :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy más de dejarme llevar! Eso sí, antes de viajar siempre leo y me informo un montón!
      Muchas gracias, me alegra que te haya gustado! Un saludo!

      Eliminar
  2. En uno de mis viajes recientes tuve que lidiar con un sólo especímen que juntaba en una misma persona varias de las características que detallas. Además de no programar nada, de que tuve que sacarle todas las castañas del fuego, de que se quejaba por todo, de que era un agarrao que no quería pagar nada... pretendía irse a dormir a las 9 de la noche y levantarse a las 11 de la mañana! WTF? Aprendí mi lección y NUNCA MÁS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobrecita!! La peor experiencia que yo tuve fue con una celosa! Después de aquel viaje nuestra "amistad" no volvió a ser lo que era... jaja
      Un besote!

      Eliminar
  3. Que mal! Me he identificado con varios de estos estereotipos a la vez! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja... bueno, yo también peco un poco: a veces me pongo un poco pesada con las fotos, al menos mientras no note a mi compi molesto! Y también me gusta dejarme llevar!
      Un saludo y encantada de conocer tu proyecto!

      Eliminar
  4. Se va a leer feo que lo diga, pero conforme te adentras mas en los viajes vas tomando mas y mas tus propias "manías"... y poca gente se adapta (o uno no esta dispuesto a adaptarse)...

    Por eso cuando encuentras gente con la que eres totalmente compatible en los viajes es como un tesoro!!!...

    Y si, yo también estoy de acuerdo con Mark Twain :D (que bueno que Vicente paso la pruebta ^_^)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre intento adaptarme a mi compi, pero hay cosas por las que no me gusta pasar! Lo mejor en el fondo es tener a uno de esos que se dejan llevar para poder hacer lo que quieras! Jaja... Pues Jorge cuando leyó el post se identificaba con muchos de los prototipos! Menos mal que el amor lo puede todo :D
      Un saludo!

      Eliminar
  5. Jajaja que buen post amiga!! Me ha Encantado!! Me he sentido algo identificada sobre todo con el primero!!! Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga... negatividad nooo!!! Con lo bonita que es la vida y viajar!!! Jeje un beso grande pequeña Grinch!!!

      Eliminar
  6. Me ha tocado lidiar con el tiquismiquis y el que se deja llevar. El primer para mi fue lo peor... puso a prueba mi poca paciencia y en ese mismo viaje me prometí a mi misma que mejor sola que mal acompañada!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje es que es verdad... nuestro acompañante puede mejorar la experiencia o convertirla en una auténtica pesadilla!

      Eliminar
  7. No podría explicarlo mejor. Es más creo que es el test definitivo de compatibilidad, hay amistades que no duran un viaje. Lo más alucinante es que cuando intentas pagarles con la misma moneda y transformarte ene ellos por algunas horas, se indignan! En fin, lo que dices, cuando encuentras a alguien con quien disfrutar un viaje de verdad has encontrado un tesoro. He llegado a tu blog por un artículo en Atlántico Diario y por aquí me quedo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás totalmente en lo cierto: cuando intentas darles su propia medicina no lo llevan nada bien... Ahora que he compartido el viaje por India con más de 30 personas todo ha sido todavía más loco! Creo que me da para otro post xD

      Encantada de tenerte por aquí!

      Eliminar

Instagram