El Teide nevado

Una de las cosas que más ilusión me hacían mientras planeaba el viaje a Tenerife era subir a la cima del Teide. Tenía todo preparado para subir a 3718 metros de altitud, cuando de repente...









El Teide nevado


Lamentablemente, mi visita ha coincidido justo una semana después de la mayor nevada del año en la isla. Debido a ello, el sendero a la cumbre, conocido como Telesforo Bravo, se encontraba cerrado. El camino se había convertido en una enorme e intransitable placa de hielo.

Debido a la cantidad de nieve, subimos en teleférico hasta la estación superior, a 3555 metros. Sin embargo al llegar arriba, con todos los senderos cerrados, lo único que podíamos hacer era asomarnos a un par de miradores situados en un espacio bastante reducido, justo al lado del teleférico.

Si bien las vistas desde allí son impresionantes, me quedé con un sabor de boca un tanto agridulce. No sólo no pude acceder a la cumbre, si no que tampoco pude realizar ninguna de las otras rutas por los senderos del Mirador del Pico Viejo y el Mirador de la Fortaleza. La única opción que me queda es volver en otra ocasión para poder disfrutar del volcán como se merece.



Reservas

Si planeas subir a la cima del Teide, puedes reservar online tanto el trayecto en teleférico, como el permiso que da acceso a la cumbre y la noche en el refugio.

  • Teleférico: En condiciones normales, la cola del teleférico es larga y bastante lenta. Haciendo la reserva vía web, podrás saltarte la cola directamente. Si te encanta el trekking también puedes hacer el camino por tu cuenta, siempre que éste sea accesible (en mi caso, como puedes comprobar a través de las fotos, no lo era).
  • Acceso a la cumbre: Para el acceso a la cumbre es obligatorio solicitar un permiso a parques nacionales, ya que se trata de un territorio protegido. Debes tramitarlo en la web de parques nacionales cuanto antes, ya que las plazas se agotan con meses de antelación.
  • Refugio: Otra posibilidad para acceder al cráter es pernoctando en el refugio Altavista. Haciendo noche en el refugio, se te concede el permiso para acceder a la cumbre siempre que lo hagas antes de las 9 de la mañana (saliendo del refugio sobre las 6 a.m.). Sin duda la mejor forma de acceder al pico es así, para poder disfrutar de un amanecer único! Además, la cantidad de estrellas en el firmamento por la noche debe ser abrumadora. 




Los Roques de Garcia

Los Roques de García son un conjunto de gigantescas formaciones rocosas de origen volcánico, situadas muy cerca del Parador de las Cañadas del Teide. Es una zona única y perfecta para los que disfrutamos caminando.

El Roque Cinchado, bajo estas líneas, se ha convertido en todo un emblema de la isla. Es famoso entre otras cosas, por haber salido en el billete de 1000 pesetas.



Recomendaciones


Vayas en invierno o en verano, haya nieve o no, debes llevar calzado apropiado, ropa de abrigo (gorro y guantes), gafas de sol y protección solar.

Si pernoctas en el refugio, no olvides llevarte también una linterna o un frontal.

Mientras estábamos en la zona de los Roques de García presenciamos un rescate en helicóptero. Ve con cuidado y recuerda viajar siempre con seguro de viajes.


Aunque la visita no pudo ser completa al no poder acceder a la cumbre - como podéis comprobar, me ha quedado un ligero trauma - la visita al Teide mientras está nevado es igualmente algo muy especial.

Si te ha gustado este post, puedes ayudarme compartiéndolo en Facebook, Twitter o Google + para poder llegar a más lectores. Muchísimas gracias!

PD: para leer más sobre Tenerife.

Diana

1 comentario:

  1. No te salieron los planes como esperabas en el Teide :( el clima nos juega malas pasadas... pero de todos modos tuviste bonitas vistas! (y tienes pretexto para regresar)

    Y los roques :-o wow parecen sacados de otro planeta!

    Saludos!

    ResponderEliminar

Instagram