Las islas Cíes como nunca las has visto


Desde niña visito cada verano las islas Cíes, pero hace unos días pude disfrutar de ellas durante un soleado día de primavera, sin aglomeraciones y sin otros visitantes en las islas. Todo un lujo sólo posible en temporada baja.

Las Cíes como nunca las has visto

Una isla desierta 


Aunque la capacidad de la isla está limitada por parques nacionales cada vez más gente visita las islas, ya que la playa de Rodas se ha convertido en un must y siempre aparece en los listados como una de las mejores playas del país. Por este motivo, la experiencia al visitar las islas más bonitas de Galicia puede resultar bastante agobiante en temporada alta, sobre todo a la hora de tomar el barco, más que nada por la cantidad de gente que se reúne en el muelle.

Por eso es todo un lujo poder acercarse a las islas en temporada baja pero con un día digno del verano, en un velero privado y no cruzarse con nadie en la arena, que permanece lisa y libre de pisadas.


Senderismo en las islas Cíes


Llegamos a Cíes hacia mediodía bajo un sol castigador y desembarcamos en el muelle, ya que entre semana en temporada baja no llegan los barcos de las navieras.

Decidimos hacer la ruta de senderismo más corta de las islas, que es también mi preferida. Se trata de la ruta Alto do Príncipe, que transcurre por la isla de Monteagudo (la isla norte, en la que se desembarca).

Es muy fácil de recorrer, con la mayor parte del camino protegido por la sombra de los árboles. Un último repechito rocoso nos permite llegar a la cima y disfrutar de las brutales vistas.


Desde la cima podemos apreciar el faro de la isla de San Martiño y las dos vertientes de la isla: la costa este y su archiconocida playa de Rodas y a Lagoa dos Nenos, y la cara oeste y sus salvajes acantilados. También desde aquí se puede apreciar parte de la isla Sur.

En el punto más alto de esta ruta se encuentra la silla de la Reina, una formación rocosa peculiar en la que podemos echar un buen rato apreciando la panorámica.

La playa de Figueiras


La playa de Figueiras es también conocida como la playa de Alemanes y es mi favorita de la isla. Se trata de una playa paradisíaca en la que por una vez, increíblemente no había nadie! Eché en falta el tener un dron para compartir esa increíble sensación de soledad.






El agua como siempre en Cíes tenía un color increíble, digno de los mares más cálidos. Sin embargo, la temperatura del agua difícilmente llegaba a los 18º, así que el chapuzón queda reservado para la próxima visita.

La playa de Rodas


No podíamos dejar las islas sin antes dedicarle el tiempo que se merece a la playa de Rodas. Esta playa en verano es la más concurrida de todo el parque nacional, gracias a que fue elegida hace años como la mejor playa del mundo por The Guardian. Desde entonces, aparece siempre en los listados como una de las mejores playas de Galicia.



Estoy segura de que el periodista que decidió que esta playa era la mejor del mundo pudo visitarla como yo lo hice: con la única compañía de las gaviotas que allí viven.


PD: toda la información sobre cómo visitar las islas Cíes la tienes aquí.

Diana M.

13 comentarios:

  1. Realmente espectacular. Con este día que os hizo esta vez da la sensación de que estés en el Caribe. Esto sí, creo que el agua está más fría.Allí estuve hace, al menos, 25 años, con mis padres. Desde entonces no he vuelto a Galicia y espero poder hacerlo pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bastante más fría: el agua no llegó a los 18 grados! Vuelve pronto, aquí hay mil sitios que visitar y cómo sabrás se come de lujo 😉

      Eliminar
  2. Espectacular!!!!!!!! La apunto para el año proximo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial Andrea! Buena elección!

      Eliminar
  3. La furgo Verde por dentro no llega, pero lo apuntamos como pendiente... Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendríais que dejarla en el puerto, ya que sólo se puede acceder en barco y no está permitido el uso de vehículos con ruedas... Un saludo!

      Eliminar
  4. Que maravilla, la verdad es que da gusto ver lugares así de preciosos cuando todavía no hemos llegado los turistas a llenarlos. No he ido nunca y mira que voy a Galicia, tengo que ponerle remedio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, debes visitarlas! Y si puedes evitar la temporada alta, mejor. Cuando te decidas me avisas y quizás te acompañe: me las conozco al dedillo pero nunca me canso!!

      Eliminar
  5. ¡Qué pasada!
    Visité las Islas Cíes hace muchísimos años con mis padres y guardo un recuerdo precioso. Es un destino al que siempre he querido volver y si es posible así de solitario, como nos lo muestras. El color del agua es tal y como lo recuerdo, caribeño total. Hace años que quiero volver a Galicia y ya me has dado un motivo más.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí te esperamos con los brazos abiertos!!

      Un saludo!

      Eliminar
  6. Bonitas fotos y lo mejor sin nadie ni nada que las estropee. Un día muy bien aprovechado y que maravilla de tiempo.

    Saludos Viajeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ismael! Es fácil sacar tan bonitas fotos en esas condiciones.

      Un saludo!

      Eliminar
  7. Coincido contigo en playa favorita!Yo también he podido disfrutarla sola, estrenar la arena y ver llegar los primeros rayos de sol.
    El año pasado fui en junio, en vez de antes de temporada, y fue horrible por la cantidad de gente que había...
    Me ha encantado el paseo :)
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Instagram