Mi obsesión por los mapas



Mi obsesión por los mapas



Si eres seguidor de este blog o de mi cuenta de instagram (si no lo eres, ¿a qué estás esperando?) habrás visto ya mi mochila mapamundi, que me acompaña allá donde vaya.




No tengo claro cuándo empezó esta obsesión mía por los mapas, pero si entras en mi casa encontrarás todo tipo de merchandising viajero.

Empecé comprando tazas allá donde iba como souvenir, acabando con una colección demasiado extensa de tazas con (¿adivinas qué?) dibujos de mapas y planos de metro.

Poco a poco a esta colección se fueron sumando láminas, libros y cuadernos. También un mapa de corcho en el que voy marcando los países visitados con chinchetas (¡no sabes cuánto fastidia que no aparezca Filipinas!). Y cómo no, también una pequeña bola del mundo. Cada vez que vuelvo de algún nuevo destino además, el mapa que he usado pasa a una cajita en la que lo único que hay es eso: mapas.





Por cierto, entre unas cosas y otras, me tatué un mapa mundi!

Una foto publicada por Di 💕✈️🌏 Travel Addict (@dianamiaus) el


Y también me compré un reloj...

Una foto publicada por Di 💕✈️🌏 Travel Addict (@dianamiaus) el


A medida que revisaba mi cuenta de instagram para hacer este post he encontrado muchas, muchas más fotos en las que aparecen mapas. Creo que quizás sí tenga una ligera obsesión con el tema, aunque nada enfermizo al menos, por el momento. ¡Que una es psicóloga para algo!



Mi última adquisición ha sido este mapa de París que he hecho con mapiful: no puede ser más grande y ¡no me puede gustar más! Me ha costado lo mío decidirme, ya que pensé primero en Bali y después en todo el Sudeste Asiático, ya puestos.

Al final me decidí por París porque además de que es una ciudad preciosa y nos trae muy buenos recuerdos, su mapa tiene una particularidad y es que tiene forma de caracol. Si has estado en la capital francesa y sabes distinguir los diferentes arrondisements, sabrás que éstos se distribuyen en espiral, haciendo el dibujo de un escargot. Voilà!

Estoy segura de que esta obsesión por los mapas es común a un montón de gente. Querido lector, si te has sentido identificado: ¡no estás solo!

Diana

2 comentarios:

Instagram