Lugares abandonados: el Hospital Zombie de Berlín

Preparada para luchar contra los zombies!


El hospital zombie de Berlín


Berlín está lleno de lugares abandonados que encierran historias misteriosas.

Uno de estos lugares abandonados es el conocido como el hospital zombie: un antiguo hospital materno-infantil que a pesar de haber sufrido innumerables incendios, todavía conserva su estructura y cada día recibe a cuantos curiosos se atrevan a cruzar su verja.

El hospital está constituido por un enorme y ruinoso edificio principal y tras él se esconde un gran jardín que alberga un anexo, una pequeña capilla y un par de edificios más pequeños. Entre otras sorpresas...

Durante la visita encontramos ventanas rotas, escaleras derruidas, mucho escombro y polvo, un grupo de chicos grabando un videoclip y graffitis de todo tipo.

A pesar de tener tan fácil acceso puede resultar peligroso: si decides visitarlo, procura hacerlo a la luz del día para ver bien por donde pisas: ¡no querrás salir del hospital zombie directo a otro hospital! Y en invierno, ¡cuidado con el hielo! Y también con los niños zombies, claro.

¿Por qué decidí visitar este lugar? Si la idea de un hospital de niños zombies no te suena atractiva por sí misma, necesitas ver más:
















Cómo llegar

Llegar en transporte público es muy fácil, simplemente tomando el tranvía M4 desde Alexanderplatz hasta la parada Buschallee / Hansastrasse. El hospital está a solo unos metros de distancia.

La entrada principal está cerrada, pero no muy lejos de ella encontrarás un agujero en el vallado por donde se puede entrar fácilmente.

Dirección: Ehemaliges Kinderkrankenhaus Weinssensee, Hansastrasse 178-180 (ubicación).

Y tú, ¿te atreverías a adentrarte en este lugar?



Dónde dormir en Berlín


Las zonas de moda en Berlín son Kreuzberg y Neukölln, pero si quieres estar más cerca del centro opta por buscar tu alojamiento en los barrios de Mitte o Friedichschain.


   
   



Diana

1 comentario:

  1. Madre mía, no se si sería capaz de meter lo pies en este lugar. De dentro me recordó la Galeria Tascheles, okupada, que creo que ya no existe, también de Berlín.

    ResponderEliminar

Instagram