Visitar el Duomo de Milán: experiencia y consejos



Un día en Milán


Mi viaje a Bucarest no sólo me permitió conocer la capital de Rumanía si no que también me hizo volver a Milán.

Esta no era mi primera vez en la ciudad ni tampoco la primera vez que la visitaba aprovechando una escala. Tenía un recuerdo algo amargo de mi anterior visita a la ciudad: se me cayó al suelo mi vieja cámara compacta arruinando todas mis oportunidades fotográficas.

¡Pero eso ya forma parte del pasado! Volviendo la vista atrás ya no me parece tan grave: ¿recordáis que me robaron mi cámara réflex hace unos meses? 

Cómo ir desde el aeropuerto de Bérgamo a Milán


La forma más barata de llegar del aeropuerto de Milán al centro de la ciudad es utilizando el servicio de bus que conecta el aeropuerto con las estaciones de tren y bus y de la ciudad.

Consejo: no compres los billetes en la ventanilla del aeropuerto. El ahorro por comprar un billete de ida y vuelta es de tan sólo 1€ y no merece la pena: es preferible acercarse directamente a las dársenas y comprar un billete sencillo al conductor de la compañía que salga primero. Comprar un billete de ida y vuelta te limita a una sola compañía y no querrás perder tu valioso tiempo esperando a que llegue el bus – además, a la hora de volver al aeropuerto desde el centro tu tiempo valdrá todavía más.

Precio del shuttle aeropuerto Bergamo – Milán: 5€/ trayecto; 9€/ ida y vuelta.
Duración estimada: 30 – 40 minutos.

Cómo llegar de la estación central al Duomo


Si hay un lugar que atrae a todos los visitantes en Milán, ese es el Duomo. Y no es de extrañar: una vez estés allí te quedarás boquiabierto con tremenda majestuosidad.

El bus del aeropuerto llega a la estación central de tren que es también una maravilla. Nos detuvimos unos minutos sacando fotos en la estación pero teníamos un objetivo muy claro para nuestro día y no teníamos tiempo que perder: el Duomo nos estaba esperando.

Caminando desde la Estazione Centrale llegamos al Duomo en un paseo de unos 40 minutos. Para mí fue como un viaje al pasado: caminando por las calles de Milán empecé a sentirme de nuevo en Italia, país que más visité cuando empecé a viajar por mi cuenta.


Si no te apetece caminar o no tienes tiempo, puedes tomar el tranvía. Puedes comprar un billete sencillo en cualquier estanco.

Por esta avenida atajamos por un par de parques hasta que llegamos a las Galerías de Vitorio Emanuelle: seguramente uno de los centros comerciales más bonitos y lujosos del mundo. Aquí se suceden las tiendas insignia de grandes marcas italianas como Prada, Gucci y demás.


Obviamente no entramos en estas tiendas: simplemente nos dedicamos a hacer fotos de sus preciosas cúpulas y cristaleras justo antes de encontrarnos con nuestro favorito del día: el Duomo.

Consejos para visitar el Duomo de Milán


Hacía mucho que no visitaba Italia y es por eso que me olvidé totalmente de algo obvio: para visitar cualquier iglesia / catedral / edificio religioso en Italia ¡hay que cubrirse los hombros!  ¿Cómo me pude olvidar de algo así?

Si te pasa lo mismo que a mí (o quieres ir vestida como te de la gana pero también visitar el interior de la catedral) en la taquilla del Duomo también venden un kimono de papel por 2€: ¡caso resuelto!

Si sólo vas a visitar la terraza puedes hacerlo sin necesidad de cubrirte los hombros.

Cómo comprar las entradas para el Duomo de Milán


En la entrada de la oficina encontrarás todos los tipos de packs de entradas disponibles. Puedes combinar la visita a la catedral con la terraza: es lo que nosotros hicimos y lo recomiendo muchísimo. Nosotros compramos el Duomo Pass B y si quieres hacer lo mismo, puedes hacerlo de manera anticipada aquí.




La entrada a la terraza del Duomo cuesta 9€ si subes por las escaleras y 13€ si subes en ascensor. ¿Adivinas qué opción escogimos? ¡Escaleras!

Foto por Andrei



Para subir a la terraza del Duomo por las escaleras hace falta tener muchas ganas. Yo iba recitando mensajes motivacionales que había visto en las escaleras del Pura Vida Hub en Bucarest: “¡cada vez estás más cerca!” o "como en la vida misma no hay pasos fáciles, pero la vista desde arriba merecerá la pena" y como estábamos tan emocionados no se nos hizo muy pesado. Eso sí, después de echar un buen rato allí arriba bajo un sol de justicia, bajar las escaleras se hizo interminable… ¡parecía que estuviésemos en un bucle infinito!

Dónde comer bueno, bonito y barato al lado del Duomo



Descubrimos un lugar perfecto para comer en Milán al que volví también el pasado agosto y al que volveré probablemente también la próxima vez que vaya. Se llama Fresco & Cimmino y su menú del día es perfecto: incluye bebida, pizza (o plato a elegir, pero estás en Italia: ¡pide pizza!), café y postre... por sólo 10€.

Si vas en agosto puede que tengas que hacer cola durante unos minutos pero va lo suficientemente rápido como para que merezca la pena. 

Tip extra: tómate un helado en la heladería del aeropuerto antes de dejar Milán - está muy bueno y además, nunca se sabe cuánto tardarás en volver a Italia ;) 

En nuestra última visita a Milán nos alojamos en el Hotel delli Nazioni: es barato, está muy cerca de la estación central y además, está justo al lado del Cat Café. Échale un ojo :)

Diana

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram