Cómo conseguir fotos de viaje sin gente

Casa Batllo Gaudi Barcelona

Cómo conseguir fotos de viaje sin gente en ellas

¿Cómo sacar una foto épica de viaje en un lugar turístico, cuando siempre está lleno de turistas?

Esa es la pregunta del millón, o al menos me lo habéis preguntado un millón de veces.

Las fotos siempre son más espectaculares cuando apareces tú solo en un lugar increíble, ¿verdad?

En la vida real, los lugares más bonitos suelen ser también los más turísticos y en definitiva, suelen ser los más concurridos. Sacar una foto en un lugar así o en un instagram spot sin que aparezcan otros puede llegar a ser una tarea muy complicada.

Sacar fotos así es difícil pero no imposible si sigues estos consejos para salir solo en tus fotos.

1. Paciencia

Esperar y tener paciencia son el consejo número 1 no sólo para sacar este tipo de fotos si no para la fotografía en general. La fotografía tiene algo de mágico, sobretodo cuando esperas a que ese momento pase y de repente, simplemente sucede.

Yo soy una persona muy paciente e instintiva por lo que esto se me da especialmente bien. Si tu estilo de viaje, por el contrario, es correr de un lado para otro visitando lo máximo posible en un día esto no será aplicable. En mi caso, prefiero disfrutar de una localización sin prisas y en ocasiones toca esperar para hacer la foto soñada.

En el caso de Casa Batlló por ejemplo, aunque la visitamos temprano no paraban de entrar turistas y hacer esta foto era imposible. Lo que hicimos fue continuar con nuestra visita al resto de la casa y una vez terminamos, justo antes de salir, volvimos al ventanal para intentarlo una última vez. Después de unos 5 minutos se obró el milagro: esta foto se tomó en probablemente, los únicos 3 segundos en los que este frame estuvo totalmente vacío.

Por tanto, la próxima vez que visites un lugar turístico y te parezca que la foto que te gustaría tomar es imposible, déjate guiar por tu intuición, ármate de paciencia y espera.

Para saber cómo sacarle el máximo provecho a esos 3 segundos, lee el consejo número 2.

*Nota: en el caso de Casa Batlló existe la posibilidad de comprar una entrada antes de que la casa abra al público general, por lo que esa sería una mejor opción. Te lo cuento aquí.

 

2. Sé rápido

Debes ser rápido y estar listo para sacar la foto en esos momentos milagrosos en los que deja de pasar gente por tu frame. En ocasiones tendrás solo unos segundos para sacar la foto por lo que debes ir preparado, cámara en mano, y estar alerta.

Consejo clave: dispara en ráfaga. 

Configura tu cámara para disparar en ráfaga (burst mode) y podrás aprovechar al máximo esos momentos. Si eres tú quien está posando, recuerda moverte grácil y continuamente durante los disparos para que cada foto sea diferente.

Si todavía no sabes qué hacer a la hora de posar, aquí tienes algunas ideas que poner en práctica.

Happy Holi India! ✨ #incredibleindia

A post shared by Di ✨ Travel Photography (@dianamiaus) on

 

3. Sé el primero

No es cuestión de obsesionarse ni de dejar de disfrutar por sacar una foto, pero si llegas un sitio y ves que no hay nadie en un lugar perfecto… no esperes más y ¡dispara!

Aunque como te comentaba a veces es necesario esperar, en otras ocasiones lo importante es no perder el tiempo e ir al grano. Este consejo también es útil a la hora de visitar ciertos edificios: si eres el primero en entrar por la mañana temprano tendrás todo el sitio para ti. Suena como un gran esfuerzo, ¿verdad? No pain, no gain!

 

4. Sé el último

En visitas guiadas como la del Palau de la Música Catalana, en lugar de ser el primero la mejor opción es ser el último.

¿Cómo es esto? En estas visitas guiadas se van visitando diferentes estancias y lo que la mayoría hace es sacar fotos mientras el guía está explicando. Lo mejor es atender la explicación del guía y sacar una ráfaga rápida en cada localización mientras todos están ya de camino a la siguiente estancia.

Y sí, debes sacar una ráfaga porque debes ser rápido: ¡no retrases al grupo!

 

5. Sé amable

Llegados a este punto, te contaré una historia.

Después de una extenuante subida al mejor mirador del lago Bled llegamos a la cima: la vista desde allí es tan preciosa que parece irreal. De verdad, es uno de los lugares más bonitos en los que he estado.

Estábamos totalmente hipnotizados por el paisaje mientras tratábamos de recuperar el aliento. En un lugar así no es difícil esperar que el momento fotográfico llegue, es más: es un placer estar allí simplemente disfrutando de la vista sobre el lago. Además la espera fue amenizada por un precioso perrito juguetón que había subido con su familia francesa para disfrutar de la naturaleza.

Cuando unas chicas que se estaban sacando fotos en las rocas se fueron, sentimos que nuestro turno había llegado. Me dirigí a esa roca con ese famoso vestido rojo para sacar una de mis fotos favoritas de todo el 2017 – y no es poco decir, ya que 2017 fue mi mejor año en cuanto a fotos y viajes.

Sin embargo, un matrimonio que estaba sentado en las rocas aparecía en el frame. Yo no pensaba decirles nada ya que siempre podría “eliminarlos” al editar la foto después pero fueron ellos mismos quienes al verme con semejante vestido, nos preguntaron si debían moverse para la foto. Ya que se prestaron a ello les propusimos sacarles fotos a ellos primero ya que es un lugar alucinante – y además así tendrían una foto juntos. Después @alexandrsupertramp y yo nos hicimos fotos mutuamente y seguidamente, todos los que estaban allí disfrutando de la vista aprovecharon para obtener la mejor foto que se puede sacar en el lago Bled.

¿Conclusión? Ser amable siempre da buenos frutos. Esto es algo que aplico mucho cuando viajo sola y necesito que alguien me saque una foto: siempre me ofrezco para sacarle fotos a ellos primero y el karma te acaba bendiciendo con fotones como este.

 

6. Madruga

En las ciudades más turísticas ciudades como París o Roma, más te vale madrugar para obtener las mejores fotos. Míralo así: reserva tus mañanas para sacar las mejores fotos y el resto del día podrás tomártelo con más calma fotográficamente hablando.

A quien madruga, el dios de la fotografía le ayuda no solo con la ausencia de turistas si no también con los colores del amanecer. Los amaneceres son especialmente bonitos cuando puedes jugar con los colores en el cielo y los reflejos en el agua, pero también para capturar obras arquitectónicas como la Fontana di Trevi, la Torre Eiffel, o el Duomo de Milán.

En lugares como Mykonos, por ejemplo, el amanecer no solo te bendice con la ausencia de turistas. Además de que tendrás todas las calles para ti, las tiendas todavía no están montadas por lo que conseguirás el mejor escenario posible. Esta misma calle está llena de maniquíes y puestos con postales y souvenirs de todo tipo en cuanto las tiendas abren.

 

7. Sé creativo

Instagram tiene un poder brutal influyendo en las decisiones de viaje de sus usuarios, pero también promueve el ir a “hacerse la típica foto” y listo. Aunque yo misma promuevo eso a través de mis fotso (y es que en según qué lugares, no se puede evitar la tentación) siempre intento buscar nuevos ángulos incluso en los famosos instagram spots.

Por eso cuando viajes intenta no seguir a las masas, ¡no somos ovejas! Siempre hay ángulos y perspectivas más creativas por descubrir en lugares que han sido fotografiados un millón de veces de la misma manera. Encuéntralos, esas fotos serán tu tesoro porque precisamente, serán únicas.

 

8. Evita temporada alta, festivos y fines de semana

Aunque a veces no se puede evitar, siempre es mejor escapar de las fechas en las que todos viajan. Por ejemplo viajar a las islas griegas en mayo o en octubre es mejor que hacerlo en pleno verano. Lo mismo pasa con ciudades como París o Barcelona, más fáciles de visitar en meses como noviembre o enero. Podrás disfrutar de tus vacaciones más a gusto, con menos aglomeraciones.

Si no puedes evitar viajar en temporada alta, intenta entonces al menos evitar domingos y festivos en las zonas más turísticas. El primer domingo de junio en Santorini fue imposible caminar por las callecitas de la preciosa Oía por culpa de los tours guiados de los cruceros.

 

9. Y si todo falla… ¡edita!

No siempre es posible sacar fotos sin absolutamente nadie. En el mejor de los casos, si solamente se trata de un par de personas al fondo (y si tu estilo de fotografía no es profesional) siempre puedes eliminar a esos intrusos de tu escena utilizando software como Photoshop o la app Touch Retouch (en el caso de Lightroom no es tan conveniente para este caso).

Es como un truco de magia… si el foco de atención está puesto en un lado (por ejemplo en esta foto, los ojos van directamente hacia esa loca que está ahí colgada, la misma que está escribiendo), no se notará si eliminas un par de cabecitas que aparecían en las rocas del fondo en la foto original.

*

¿Buscas inspiración para tus fotos de viaje? En este blog encontrarás guías con los más famosos instagram spots y puedes seguirme en instagram para estar al tanto de todos los lugares a los que viajo.

¡Te espero allí!

 

Sígueme
Share this

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.